-= Lo que no encontre en Google =-

Economía, Sociedad y Vida Cotidiana a inicios de la vida republicana en el Perú

 

EL PERU REPUBLICANO

La  Economía al Inicio  de la República del Perú

 

·        Las guerras ininterrumpidas, dentro y fuera del virreinato dejaron  como herencia una economía totalmente arruinada.

·        La minería, la agricultura, el comercio y el sistema fiscal, que constituyeron la base del sistema económico colonial, colapsaron debido a las guerras independentistas.

·        Las haciendas en la costa se despoblaron de negros que fugaron para enrolarse en el ejército patriota bajo la promesa de libertad. La imposición de cupos en dinero, víveres y forrajes exigidos para el sostenimiento de las continuas guerras, ocasionó la descapitalización de la tierra y redujo al abastecimiento y comercio agrícola.

·        La tierra continuó afectada por los tributos coloniales, las obligaciones de los censos y capellanías agravaron la crítica situación de la propiedad rural.

·        El liberalismo económico aplicado por el Estado intentó la propiedad y estimular la producción agraria y ganadera otorgando al indio el derecho a la propiedad privada mediante la parcelación de sus tierras comunales. Esta situación afectó la vida colectivista y produjo en algunos casos la disolución de las comunidades.

·        Se abolieron las vinculaciones y los mayorazgos que habían perpetuado la propiedad de la tierra en manos de la nobleza, modificando de esta manera el régimen de propiedad de la tierra y propiciando la consolidación de latifundios.

·        La deuda pública nació con la independencia, tanto interna como externamente, en el proceso de los gastos que demandaban las guerras independentista y la organización de la burocracia. El primer préstamo fue decidido con San Martín de 1,200.00 libras esterlinas. El segundo autorizado por Bolívar por un monto de 616,515 libras esterlinas. A esto se sumaba las deudas contraídas con Chile, la Gran Colombia, con Venezuela y EEUU.

 

La Sociedad y vida cotidiana

Al iniciarse la República el Perú contaba con una población aproximada de un millón quinientos mil habitantes. Esta población se caracterizaba por su diversidad racial, pues estaba integrada por descendientes de la raza quechua y también de la aymara que fueron los principales pobladores del Imperio de los Incas; por blancos españoles o descendientes de españoles (criollos); por los negros que llegaron durante el Virreinato para trabajar en la costa, y luego por las mezclas de dichas razas, esto es, mestizos y mulatos. La mayor parte de esta población era entonces rural, como lo fue hasta hace pocos decenios, y en menor parte urbana.

A mediados del siglo pasado llegó la raza amarilla, para trabajar igualmente en la costa, raza que también se cruzó con las razas nativas.

La sociedad virreinal, hemos visto, era una sociedad clasista, racista y fundada en el principio de la desigualdad que entonces imperaba en el mundo. La revolución de la independencia se hizo para transformar esa sociedad en otra en que se abolieran los privilegios existentes, se terminara con las injusticias que pesaban sobre gran parte de los peruanos y todos los hombres fueran iguales ante la ley en derechos y obligaciones. San Martín inició esta transformación declarando abolido injusto el tributo que pagaban los indígenas; abolió el trabajo de la mita y prohibiendo todo trabajo forzado; declaró la libertad de todos los hijos de esclavos que nacieran después del 28 de julio de 1821 y dio otros decretos más. El Congreso de 1823 declaró abolidos los títulos de nobleza españoles. A lo largo del siglo XIX se darían otras disposiciones para borrar injusticias y privilegios.

Esta naciente sociedad republicana, al mismo tiempo que presentaba importante diversidad racial, así como desigualdades sociales, tenía también, y esto era muy grave, profundas desigualdades culturales. El analfabetismo y la escasa educación de la mayoría de la población era la nota característica y esto era una dificultad muy seria para el nuevo sistema de gobierno implantado. La democracia es un sistema de gobierno que reposa en la cultura del pueblo y en la libertad de pensamiento y de expresión; la dictadura reposa en la incultura y en el fanatismo de las masas. Desde el Protectorado de San Martín y durante los gobiernos liberales, el ideal fue que la educación se extendiera masivamente a todos los peruanos. Otro factor de desigualdad fue, y también lo es ahora, el aspecto económico de las personas, pero la capacitación por la educación es un factor poderoso para mejorar la situación económica de las mismas.

Las costumbres coloniales continuaron rigiendo hasta bien adentro de la etapa republicana. La Religión Católica continuó imperando en forma intolerante hasta 1915 en que se estableció la tolerancia de cultos. La nobleza o aristocracia, aunque perdió su poder político, continuó teniendo su poder social, pues era propietaria de bienes rurales (haciendas) así como urbanos. Muchos militares de la guerra de la independencia, como premio a sus acciones heroicas, recibieron haciendas u otras propiedades. Además, la independencia nos dejó un poderoso ejército que constituyó una nueva y poderosa clase social.

Comentarios

es buena la publicación pero quisiera que sea más didáctico

fuera mier da ta monse esta webada

fuera mier da ta monse esta webada

fuera mier da ta monse esta webada

ASko

me sirvió de mucho...!! ahora ia se un poco mas de la situación de mi país Gracias =)

holahsv

gracias¡¡¡ FUE DE MUCHA AYUDAA¡¡¡

esta sUpEr chevere me gusto ESTA BUENAZO

me gusto es super resumido

Añadir un Comentario: